한국어 English 日本語 中文 Deutsch हिन्दी Tiếng Việt Português Русский Iniciar sesiónUnirse

Iniciar sesión

¡Bienvenidos!

Gracias por visitar la página web de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Puede entrar para acceder al Área Exclusiva para Miembros de la página web.
Iniciar sesión
ID
Password

¿Olvidó su contraseña? / Unirse

La segunda venida de Cristo

En la Biblia, está profetizado que Jesús vendrá en una nube por segunda vez, a fin de restaurar la verdad perdida y guiar a los hijos de Dios al reino de los cielos. Aquí, la “nube” significa la ‘carne’. Cuando Jesús vino hace dos mil años según la profecía del libro de Daniel: “Con las nubes del cielo venía” (Dn. 7:13-14), en realidad vino como un hombre en la carne. Está profetizado que Jesús vendrá por segunda vez en las nubes. Esto significa que vendrá otra vez como un hombre en la carne.

El segundo Cristo Ahnsahnghong ha venido en la carne, siguiendo la profecía de la Biblia. Cuando Jesús ascendió al cielo, los ángeles dijeron: “¿Por qué estáis mirando al cielo?” Los miembros de la Iglesia de Dios no están mirando al cielo, esperando al segundo Jesús. Nosotros ya hemos recibido al segundo Cristo Ahnsahnghong que ha venido en la carne según la profecía de la Biblia, y lo predicamos a los que aún están mirando las nubes del cielo.

Verdaderamente deseamos que todos los lectores abran sus corazones, estudien las palabras de la verdad y reciban al segundo Cristo Ahnsahnghong, que nos guía a la salvación.

Lc. 21:27-28 『Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria. Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.』


El Hijo del Hombre vendrá en una nube

Primero necesitamos hacer un cuidadoso estudio de la primera venida de Jesús en una nube; si esto se refiere a su venida en una nube del cielo, los que no crean en esto caerán en la destrucción; pero si se refiere a su venida en la carne y no en una nube real, los que insistan en su venida en una nube del cielo serán destruidos.

Hace 1.900 años, cuando Jesús vino por primera vez, los fariseos eran conscientes de que Elías vendría antes de Jesús (Mt. 17:10-13, cf. Mt. 11:14). Elías subió al cielo en un torbellino con un carro de fuego (2 R. 2:11); por eso, los sacerdotes, escribas y fariseos creían que Elías descendería del cielo en un carro de fuego, de la misma manera que había subido al cielo. Debido a su errada fe, no pudieron recibir a Elías (Juan el Bautista) y lo culparon, y al final fueron todos destruidos. Mientras esperaban la venida de Elías en un carro de fuego, Elías (Juan) ya había nacido como un niño mediante el cuerpo de Elisabet (Lc. 1:57-66).

Todos los hacedores de maldad, que esperaban la venida de Elías en un carro de fuego, fueron destruidos. Esta es una advertencia para nosotros. Incluso en los últimos días, los que creen que Jesús vendrá en una nube del cielo, serán destruidos.

No debemos seguir su ejemplo, sino hacer todos los esfuerzos necesarios por estudiar las profecías acerca de la venida de Jesús en una nube. Porque la Biblia dice: “Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca”, y: “Enviará sus ángeles […] y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”.

La mayoría de los cristianos piensan que Jesús vendrá en una nube como Juez, y que entonces la tierra será destruida y los salvos serán arrebatados para encontrarse con Jesús en el aire junto con los resucitados. Sin embargo, la Biblia dice: “Cuando estas cosas comiencen a suceder [cuando el Hijo del Hombre venga en una nube], erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca”. La Biblia también dice que Jesús juntará a sus escogidos de los cuatro vientos cuando venga en una nube.

En otras palabras, el propósito de la venida de Jesús por segunda vez en una nube, no es destruir la tierra, sino juntar a sus escogidos. A fin de ser parte de los elegidos, debemos recibir al segundo Cristo que viene en una nube.


La nube significa la carne

Tenemos que entender correctamente qué significa una nube. Si significara una nube del cielo, ¿dónde permanecería Jesús hasta su venida en una nube? Una nube es vapor de agua visible que flota sobre la tierra. Este vapor se acumula en el aire y desciende como lluvia o nieve. Este es el ciclo de una nube. Entonces, ¿dónde permanecería Jesús hasta su venida en una nube? Averigüemos el significado de una nube en la Biblia.

He. 12:1 『Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, […]』

Jud. 1:12 『Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; […]』

En las expresiones “tan grande nube de testigos” y “nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos”, las nubes representan a los hombres de carne. Ya que la Biblia llama “nubes sin agua” a los falsos profetas, ¿a quiénes representarían las “nubes con agua”? A los verdaderos profetas, ¿no es así?

El agua de las nubes representa también el agua de la vida.

Zac. 14:8 『Acontecerá también en aquel día, que saldrán de Jerusalén aguas vivas, la mitad de ellas hacia el mar oriental, y la otra mitad hacia el mar occidental, […]』

Y el apóstol Pedro dijo:

Jn. 7:37-39 『En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; […]』

And the Apostle Peter said:

2 P. 2:17 『Estos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; […]』

“Fuentes sin agua” o “nubes empujadas por la tormenta”, indican a los falsos cristianos. Como usted sabe, las nubes empujadas por la tormenta son nubes sin agua (Jud. 1:12). Hay aguas que nunca se han vaporizado; estas representan a todos los seres humanos de carne.

Ap. 17:15 『Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.』

Si las aguas representan a los pueblos, ¿a quiénes representan las nubes? Una nube está suspendida en el aire como una visible colección de partículas de agua vaporizada por el calor solar. Por tanto, las nubes representan a los que han nacido de nuevo del Espíritu Santo. La venida de Jesús en una nube significa que vendrá en la carne.


Jesús vino con las nubes

El profeta Daniel vio al Hijo del Hombre viniendo con las nubes en su visión, y profetizó:

Dn. 7:13-14 『Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido.』

Pero Jesús no vino con las visibles nubes del cielo, sino que nació como un bebé a través del cuerpo de María. Algunos dicen que la anterior profecía de Daniel se refiere a la segunda venida de Jesús, pero indudablemente indica su primera venida, porque en la profecía de Daniel está escrito: “Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran”. Mateo y Lucas escribieron que Jesús recibió dominio en el cielo y en la tierra, y un reino.

Mt. 28:18 『Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad [dominio] me es dada en el cielo y en la tierra.』

Lc. 22:29 『Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí.』

Con respecto a la primera venida de Jesús en la carne, la Biblia profetizaba que vendría con las nubes. Por lo tanto, la profecía de su segunda venida en una nube también muestra que vendrá en la carne en secreto, ¿no es verdad? Hay una profecía innegable: “De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” (Mt. 24:34-35).

¿Qué tan larga es “esta generación”? Han pasado 1.900 años desde que Jesús dijo estas palabras; pero, ¿acaso no ha pasado ya una generación? Con respecto a una generación, la Biblia dice:

Sal. 90:10 『Los días de nuestra edad son setenta años; y si en los más robustos son ochenta años, […]』

Por lo tanto, “esta generación” solo puede interpretarse como un período en el que el Hijo del Hombre viene en una nube y junta a sus escogidos de todas partes mediante sus ángeles.


El último juicio se dará cuando Jesús venga con fuego

Cuando Jesús venga como el último Juez, vendrá con fuego y no sobre una nube. El profeta Isaías escribió que Jesús vendría con fuego el último día. Como está escrito:

Is. 66:15-16 『Porque he aquí que Jehová vendrá con fuego, y sus carros como torbellino, para descargar su ira con furor, y su reprensión con llama de fuego. Porque Jehová juzgará con fuego y con su espada a todo hombre; y los muertos de Jehová serán multiplicados.』

2 Ts. 1:7-8 『[…] cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;』

He. 12:29 『porque nuestro Dios es fuego consumidor.』

Mt. 24:30 『[…] y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.』

Lc. 17:22 『Tiempo vendrá cuando desearéis ver uno de los días del Hijo del Hombre, y no lo veréis.』

En otras palabras, podremos ver a Jesús viniendo en una nube, pero nunca podremos verlo viniendo en fuego. Y Jesús dice que no encontrará fe en la tierra cuando venga en una nube.

Lc. 18:8 『Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?』

Si no hubiere nadie que tenga fe cuando Jesús venga, ¿quién será salvo? Por eso la Biblia dice:

Mt. 24:31 『Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.』

De acuerdo con la profecía de que Jesús vendrá otra vez en una nube para juntar a sus escogidos de los cuatro vientos, Jesús ha venido de nuevo y está juntando a sus escogidos de los cuatro vientos. Él es Cristo Ahnsahnghong.

Esperamos sinceramente que usted reconozca al segundo Cristo Ahnsahnghong mediante las profecías de la Biblia, y obtenga la salvación.