한국어 English 日本語 中文 Deutsch हिन्दी Tiếng Việt Português Русский Iniciar sesiónUnirse

Iniciar sesión

¡Bienvenidos!

Gracias por visitar la página web de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Puede entrar para acceder al Área Exclusiva para Miembros de la página web.
Iniciar sesión
ID
Password

¿Olvidó su contraseña? / Unirse

La Madre celestial

He. 8:5 『los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, […]』

Todos los sistemas terrenales son figura y sombra de las cosas celestiales. El sistema familiar es igual. Cristo Ahnsahnghong nos reveló la existencia de la Madre celestial, enseñándonos el sistema de la familia celestial a través del sistema de la familia terrenal.

Todas las cosas del mundo espiritual se reflejan en la tierra. En otras palabras, todas las cosas de la tierra son una sombra, y las cosas del cielo son la realidad de las cosas terrenales.

Dios estableció el sistema de la familia terrenal para mostrarnos que hay también un sistema familiar en el cielo. Dios hizo a todas las familias de la tierra con un padre, una madre y sus hijos, con el propósito de revelarnos lo que está en el cielo, donde también hay un Padre, una Madre e hijos. La providencia de Dios es hacernos saber que existe Dios Madre en el cielo, así como existe Dios Padre.

¿Desea ser parte de la familia celestial? Averigüemos la manera de ser miembros de la familia celestial.


La casa

¿Qué se le viene a la mente cuando oye la palabra “familia”? ¿Acaso no piensa en una casa? Jesús también mencionó muchas veces una “casa” en la Biblia.

Jn. 14:1-3 『No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar [casa] para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar [casa], vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.』

Jesús dijo que la casa del Padre realmente existe. Y esa casa ya ha sido preparada. ¿Pero quiénes serán los miembros de esta casa? El sistema familiar descrito en la Biblia es paternalista. Como usted puede ver en su familia física, el principal miembro de la casa es el padre. Entonces, si hay un padre en las familias de la tierra, también debe de haber un Padre en el cielo.


El Padre celestial Ahnsahnghong

Averigüemos si tenemos un Padre en el cielo.

He. 12:9 『Por otra parte, tuvimos a nuestros padre terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?』

Mt. 6:9 『Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.』

El Dios que está en el cielo es nuestro Dios Padre. Así como tenemos un padre físico en la tierra, también tenemos un Padre espiritual en el cielo. Él es Dios Padre Ahnsahnghong.


Hijos del Padre celestial Ahnsahnghong

¿Quién se nos viene a la mente cuando pensamos en una familia? La mayoría pensaría en una “madre”. Pero antes de considerar a la madre, tenemos que pensar qué clase de persona puede llamarse “padre”. Nadie puede llamarse “padre” sin tener un hijo. No importa qué tan viejo sea un hombre, pues si no tiene hijos, ¿quién podría llamarlo “padre”? El título “padre” es usado solamente por los hijos.

Por lo tanto, una familia debe tener hijos. Averigüemos si nuestro Padre celestial tiene hijos.

Mt. 12:46 『Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.』

Aquí, podemos encontrar las palabras “hermanos” y “hermanas”. Así como tenemos hermanos y hermanas físicos, tenemos también hermanos y hermanas espirituales. Los hijos de Dios, que llaman “Padre” a Dios en los cielos, deben seguir la voluntad del Padre celestial. En la Iglesia de Dios, los hijos del Padre celestial guardan el día de reposo, la pascua y todas las demás verdades, de acuerdo a la voluntad del Padre del cielo. La Iglesia de Dios sigue las enseñanzas de Cristo Ahnsahnghong, y nosotros somos hermanos y hermanas.


La Madre celestial Jerusalén

Hemos estudiado que existe Dios Padre y sus hijos en la familia celestial. ¿Quién falta ahora? La Madre.

Gá. 4:25-26 『Porque Agar es el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, pues ésta, junto con sus hijos, está en esclavitud. Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.』

En este versículo, encontramos las palabras “madre de todos nosotros”. ** “Nosotros” se refiere a los hijos que creen en Dios. Este versículo revela que existe una Madre celestial para los hijos que serán salvos.

Ya estudiamos acerca de los miembros que componen una familia, y hemos confirmado que tenemos una familia espiritual en el cielo. Así como tenemos padre, hermanos, hermanas y madre en nuestra familia física, también tenemos a nuestro Padre, hermanos, hermanas y Madre espiritual en nuestra familia espiritual.


La familia debe estar vinculada por la sangre

¿Qué vincula y une a una familia? La sangre. De la manera que los hijos físicos heredan la carne y la sangre de su padre y su madre, los hijos espirituales también heredan la carne y la sangre de su Padre y su Madre espirituales. Y si la familia física está vinculada por la sangre física, la familia celestial está vinculada por la sangre celestial, porque las cosas terrenales son figura y sombra de las cosas celestiales.

Jn. 6:53-55 『Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.』

Jesús alimentó a su pueblo con su carne y su sangre; por tanto, la carne y la sangre del Padre y la Madre celestiales están ahora en nosotros. ** Solo Dios tiene la vida eterna. La carne y la sangre de Dios, quien da vida eterna, nos han sido dadas a nosotros, los hijos de Dios. Así, hemos llegado a ser seres espirituales, y podemos llamar a Dios “Abba, Padre”.


El derecho de ser hijos del Padre Ahnsahnghong

¿A través de qué verdad podemos gozar del derecho de ser hijos de Dios? ¿Cómo podemos heredar la carne y la sangre de nuestro Padre celestial?

Mt. 26:17-19 『El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua? Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la pascua.』

Mt. 26:26-28 『Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.』

De esta manera, el pan de la pascua es el cuerpo (la carne) de Jesús, y el vino de la pascua es su sangre. Al comer el pan y beber el vino de la pascua, podemos recibir la carne y la sangre de Dios y llegar a ser sus hijos.

Cristo Ahnsahnghong es el único que ha traído la pascua en esta última época. Cristo Ahnsahnghong es nuestro Padre espiritual, y nos ha traído la pascua, que nos vincula espiritualmente con Dios. Nuestra Madre espiritual es el verdadero Dios que nos da a luz y nos cría.
¿No quiere ser miembro de la familia espiritual? Lleguemos a ser hijos de Dios recibiendo a través de la pascua del nuevo pacto, la carne y la sangre de nuestro Padre celestial Ahnsahnghong y nuestra Madre celestial; así, heredemos el reino de Dios.