한국어 English 日本語 中文 Deutsch हिन्दी Tiếng Việt Português Русский Iniciar sesiónUnirse

Iniciar sesión

¡Bienvenidos!

Gracias por visitar la página web de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Puede entrar para acceder al Área Exclusiva para Miembros de la página web.
Iniciar sesión
ID
Password

¿Olvidó su contraseña? / Unirse

La segunda venida de Cristo

Hay un importantísimo lugar en la Biblia, que está estrechamente relacionado con nuestra salvación; este lugar es el huerto del Edén. La historia del huerto del Edén nos muestra el origen de los seres humanos y su muerte.

En el huerto del Edén también podemos encontrar un secreto de vida. Después del pecado en el huerto del Edén, los seres humanos están destinados a morir. Entonces, ¿cómo podremos salvarnos de la muerte?

El segundo Cristo Ahnsahnghong nos enseñó que solo los que coman del árbol de la vida pueden ser salvos. Para los seres humanos que pecaron al comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, el único camino hacia la vida es comer del árbol de la vida. No obstante, el camino al árbol de la vida fue bloqueado por Satanás en 325 d. C.

La Biblia profetizaba que Jesús vendría por segunda vez con el fruto del árbol de la vida para dar vida eterna a los seres humanos que estaban destinados a la muerte. Ahnsahnghong nos trajo el árbol de la vida, por eso, la Iglesia de Dios cree en él como el segundo Cristo.

Entonces, ¿cuál es el árbol de la vida? ¿En verdad Cristo Ahnsahnghong nos trajo el árbol de la vida?


El árbol de la vida escondido desde la Creación

Mt. 13:34-35 『Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba; para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: Abriré en parábolas mi boca; declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo.』

A través de parábolas, Jesús reveló cosas escondidas desde la Creación. De los 66 libros de la Biblia, ¿cuál tiene la historia de la fundación del mundo? El libro de Génesis.

En el libro de Génesis hay muchas parábolas que muestran la providencia de Dios. Estudiemos la parábola del árbol de la vida.

Gn. 2:16-17 『Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.』

En el huerto del Edén, Jehová Dios puso el árbol de la vida y el árbol de la ciencia del bien y del mal; y mandó a Adán y a Eva no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal. Sin embargo, fueron tentados por Satanás y violaron el mandamiento de Dios. Con esto, los seres humanos quedaron destinados a morir, y la muerte entró en el mundo a través del pecado.

Después que Adán y Eva pecaron en el huerto del Edén, ¿no nos habrá dado Dios una oportunidad para salvarnos de la muerte? ¿No habrá un camino para librarse de morir?

Gn. 3:22 『Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.』

Según este versículo, hay un solo camino para que vivamos para siempre, que es comer del árbol de la vida.


La realidad del árbol de la vida es Jesús

¿Cómo podremos comer del árbol de la vida?

En la historia del huerto del Edén, podemos ver que fue Dios quien prohibió a los pecadores comer del árbol de la vida. Entonces, podemos comprender que Dios es el único que puede permitirnos el árbol de la vida. Por eso, Jesús, que es Dios, vino a salvarnos mediante la restauración del árbol de la vida.

Jn. 10:10 『El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.』

Las palabras “Yo he venido para que tengan vida”, significan: “Yo he venido para que coman del árbol de la vida”. ¿Cuál es la realidad del árbol de la vida?

Jn. 6:53-54 『Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.』

En el libro de Génesis, ¿qué se debe comer para vivir para siempre? El fruto del árbol de la vida. Pero ¿qué dijo Jesús que debemos comer para vivir para siempre? Dijo que debemos comer su carne y beber su sangre. Entonces, ¿cuál es la carne y la sangre de Jesús? Es el fruto del árbol de la vida. El fruto del árbol de la vida que estaba en el huerto del Edén, representa la carne y la sangre de Jesús. Al comer la carne y beber la sangre de Jesús, podemos comer del fruto del árbol de la vida que Adán y Eva perdieron en el huerto del Edén. Debemos comer la carne y la sangre de Jesús para tener vida eterna.


El fruto del árbol de la vida es el pan y el vino de la pascua

El fruto del árbol de la vida es el pan y el vino de la pascua Ahora, lo importante es cómo comer la carne y beber la sangre de Jesús, que son la realidad del árbol de la vida del huerto del Edén. Es imposible comer a Jesús mismo. Entonces, ¿qué significan las palabras de Jn. 6:53? Estas palabras se refieren a Mateo 26:17; en este versículo, encontramos la manera de comer la carne y la sangre de Jesús.

Mt. 26:17-26 『El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua? Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la pascua. […] Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.』

Jesús dijo que el pan y el vino de la pascua son su carne y su sangre, es decir, Jesús mismo. Comer el pan beber el vino de la pascua, es comer del árbol de la vida del huerto del Edén. Hasta aquí, hemos estudiado que el árbol de la vida es una parábola cuya realidad es Jesús, y que la verdad por la que podemos comer la carne y beber la sangre de Jesús, es la pascua.

Podemos entender que el árbol de la vida se nos permite a través de la pascua, y que Jesús, quien nos permitió comer del árbol de la vida, es Dios.


Cristo Ahnsahnghong restauró el árbol de la vida para nosotros

Nosotros, seres humanos, perdimos el árbol de la vida y quedamos destinados a la muerte; pero podemos tener vida eterna gracias a Dios, quien vino en la carne y nos permitió el fruto del árbol de la vida, esto es, el pan y el vino de la pascua. No obstante, el diablo abolió la verdad de la pascua en el Concilio de Nicea en 325 d. C. Esto significa que el árbol de la vida quedó oculto y nadie pudo tener la vida eterna. No podemos esperar la salvación sin la pascua, la verdad del árbol de la vida. En esta situación, el único capaz de restaurar la verdad de la pascua, el árbol de la vida, es Dios, como hace dos mil años.

He. 9:28 『así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.』

El propósito de la segunda venida de Cristo es nuestra salvación. Para traernos la salvación, la pascua es absolutamente necesaria. El que nos ha permitido la verdad de la pascua es Ahnsahnghong.

Por lo tanto, Ahnsahnghong es Cristo que ha venido en esta época de acuerdo a todas las profecías de la Biblia. Él ha restaurado la verdad de la pascua, el árbol de la vida, y nos ha salvado del pecado y de la muerte. Él es nuestro Dios.